#ViajandoMejorJuntos: En metro y medio cabe una vida

2
27

Cada día son más ciclistas los que se suman a la movilidad en la ciudad. Vivimos en una ciudad con buen clima, buen ambiente, y en materia de bicicletas uno puede elegir entre las privadas o las públicas que el Ayuntamiento de Valencia pone a su disposición como alternativa. La ciudad tiene una amplia red de vías para ciclistas, que se van e irán ampliando, y en ocasiones es necesario que circulen por la misma vía que vehículos motorizados. Es en estos casos en los que hay que extremar la precaución.

En #ViajandoMejorJuntos queremos hoy reflexionar contigo sobre la distancia de seguridad que es necesario que guardemos, tanto los ciclistas que circulan junto a otros vehículos, como los vehículos privados o públicos que se encuentran con ciclistas en su ruta. Es importante que nos grabemos una cifra: un metro y medio. Esa es la distancia de seguridad mínima que debe existir siempre entre estos dos tipos de vehículos.

En un metro y medio cabe una mesa, una nevera baja, una cama para niños o incluso la televisión de algunos 🙂 Pero cuando hablamos de movilidad y de bicicletas, en un metro y medio cabe una vida. La de alguien como tú, pero que elige moverse pedaleando en lugar de otro medio de transporte. La de alguien que quiere llegar a casa sano y salvo, y que también debe velar por cuidar esa distancia mínima de seguridad para no llevarse un susto ni para él ni para los demás.

Así que tenlo en cuenta: un metro y medio como mínimo, es importante. 

 

vmjcd_metroymedio

  • miguel

    El respeto hacia los demás esta muy bien, pero habría que empezar por concienciar a la mayoría de los ciclistas, que respeten las normas de circulación. Mis ojos han observado como un ciclista ha roto un espejo de un vehículo parado en un semáforo y se ha dado a la fuga. Montarle un numero a un conductor de autobús injustificadamente, en plena avenida de Blasco ibañez, cuando haciendo una maniobra para parar a respetado las distancias con la bicicleta y teniendo en cuenta que la bicicleta en ese tramo tiene un carril especifico para el. Cruzar el puente del real molestando a los vehículos, cuando en dicho puente tienen un carril para bicicletas. Circular por encima de la acera a una velocidad excesiva, poniendo en riesgo a los peatones. Circular cruzándose entre el trafico a toda velocidad o en dirección contraria a la reglamentaria de la vía. Saltarse los semáforos en rojo, como ayer que en plena calle marques de sotelo cruce con san pablo y estando yo parado en el semáforo que estaba cerrado para mi, se me puso una bicicleta al lado y delante de dos policías locales que estaban en el centro de la calzada a tres metros del mismo semáforo, antes de poner el pie en el suelo reanuda la marcha, saltándose el semáforo sin que los agentes lo parasen ni lo denunciasen. he visto verdaderas barbaridades por parte de una gran mayoría de ciclistas y habría que empezar por hacer entender a los ciclistas que antes de solicitar respeto hay que respetar tu entorno y a los que te rodean, cosa que en valencia las bicicletas no hacen.
    un ciudadano que respeta.

    • Gracias por tu opinión, Miguel. Todos tenemos mucho margen de mejora aún y muchos pasos que dar para construir entre todos la ciudad con la movilidad que deseamos. Gracias por seguir Viajando Juntos Cada Día 😉