EL APARCAMIENTO DE LA PLAZA DE BRUGES SE ABRE CON 431 PLAZAS Y UNA TARIFA REDUCIDA HASTA EL 6 DE ENERO

0
69
L'alcalde de València, Joan Ribó, acompanyat del regidor de Mobilitat Sostenible, Giuseppe Grezzi, visita el pàrquing de la plaça Ciutat de Bruges.

VALÈNCIA, MIÉRCOLES 12 DE DICIEMBRE DE 2018

El alcalde ha visitado este nuevo equipamiento «que cambiarà los modos de movilidad con 400 m2 destinados a logística de mercancías y 41 puntos de recarga para vehículos eléctricos

El aparcamiento Centro Histórico Mercado Central, en la plaza Ciutat de Bruges, entrará en servicio mañana, jueves 13 de diciembre. Su apertura coincide con el incremento de demanda de estacionamiento en el centro con motivo de las compras de Navidad. Este servicio dispone de 431 plazas, 46 de las cuales se han reservado para residentes. El resto se ocupará con vehículos que rotaran con la tarifa horaria oficial o mediante abonos. «Como impronta de la movilidad sostenible impulsada por el Govern de la Nau destacan los 41 puntos de recarga eléctrica y una zona de unos 400 metros cuadrados, habilitada en la primera de las cinco plantas, para facilitar la carga y descarga del Mercado Central y de los comercios de la zona, y fomentar las compras de productos de proximidad».

Así lo ha explicado el alcalde de València, Joan Ribó, al visitar hoy este aparcamiento «que será fundamental para cambiar los modos de movilidad de la ciudadanía, que cada vez se asemejan más a lo que queremos para conseguir una València sin humos y sin emisiones contaminantes». Además de la habilitación de los mencionados puntos para la carga de los vehículos eléctricos, el alcalde ha resaltado «la apertura de un espacio logístico que dará servicio a comerciantes y clientes, y de esta manera favorecerá el consumo de productos de proximidad y la alimentación saludable».

El alcalde Joan Ribó, que ha llegado al aparcamiento en un vehículo eléctrico y acompañado del regidor de Movilidad Sostenible, Giuseppe Grezzi, ha asegurado que, «con la apertura de esta nueva dotación pública, el equipo de gobierno municipal cumple uno de sus compromisos». El primer edil ha recordado la polémica generada, desde el año 2012, alrededor de este equipamiento «porque los anteriores gestores no fueron capaces de llegar a ningún acuerdo para ponerlo en marcha». Por eso, ha añadido, «podemos decir que mañana será un día importante porque nosotros lo hemos conseguido y, además, en el tiempo marcado porque la Empresa Municipal de Transporte (EMT), gestora de este aparcamiento, ha funcionado como un reloj suizo a la hora de acondicionar esta infraestructura estratégica para mejorar la movilidad en el centro histórico».

El aparcamiento cuenta con cinco plantas soterradas, la primera de las cuales se destina a la logística propia de los comerciantes. Habrá en total 345 plazas para coches, de las cuales 46 (situadas en la quinta planta) se reservan para residentes. Así, en las plantas segunda, tercera y cuarta estarán el resto de plazas destinadas a aparcamiento rotatorio de coches, motos (29, de las cuales 5 para residentes), bicis (46) y para vehículos adaptados a la movilidad reducida (11 más).

Por su parte, el concejal de Movilidad Sostenible y presidente de la EMT ha destacado que la primera planta del aparcamiento, destinada a la logística, también albergará «un centro de reparto de última milla» con bicicletas que se encargarán del transporte del producto de proximidad.

Giuseppe Grezzi ha agradecido el trabajo de todos los servicios públicos y empresas que han permitido la apertura de este aparcamiento, «que será un símbolo de la ciudad y de la gestión del Govern de la Nau». También ha hablado de las tarifas de este servicio que serán reducidas hasta el 6 de enero. Al concluir la campaña para potenciar el comercio de proximidad, con motivo de las fiestas navideñas, el aparcamiento, que se presenta como un nuevo servicio para los usuarios del Mercado Central, dispondrá de tarifas horarias y diferentes abonos oficiales. «Ahora trabajamos con las entidades y comercios del barrio para hacer promociones y para establecer, por ejemplo, una tarjeta para los repartidores que podrán utilizar la planta logística durante media hora de forma gratuita», ha concluido.

En cuanto a la movilidad de la plaza de Bruges, el regidor ha aclarado que, de momento, y hasta que se desarrolle el proyecto acordado, «se ha reordenado porque sea lo más amable posible». De esta manera se ha hecho eco de algunas medidas como la conversión en zona de peatones de la calle Pie de la Cruz.

DEJAR RESPUESTA