LA EMT PONE EN MARCHA UN PROTOCOLO DE ACTUACIÓN EN CASOS DE VIOLENCIA SEXUAL EN LOS AUTOBUSES

0
207

VALÈNCIA, JUEVES 4 DE MARZO DE 2020

Se ha habilitado un teléfono (628.051.047), visible en el interior de todos los vehículos, para facilitar que la víctima denuncie los hechos de forma rápida por WhatsApp o Telegram

La Empresa Municipal de Transportes (EMT) ha puesto en marcha un protocolo de actuación para casos de violencia sexual a personas usuarias, que entrará en funcionamiento el próximo lunes 8 de marzo, coincidiendo con el Día Internacional de las Mujeres. Se ha habilitado un teléfono específico (628.051.047), que estará visible en el interior de todos los vehículos, para facilitar que la víctima pueda denunciar los hechos de manera rápida a través de WhatsApp o Telegram, y el personal de la EMT contará con pautas concretas para prestar asistencia a quien haya sufrido alguna agresión. Se trata de “un protocolo pionero, que sepamos no existe en ninguna empresa de transporte de España”, según ha indicado el concejal de Movilidad Sostenible, Giuseppe Grezzi, en la presentación de esta iniciativa, en la que ha estado acompañado de la concejala de Igualdad, Políticas de Género y LGTBI, Lucía Beamud, y la directora gerente de la EMT, Marta Serrano.

El regidor de Movilidad Sostenible y presidente de la EMT, Giuseppe Grezzi, ha señalado que “hasta ahora la empresa disponía de un protocolo genérico ante agresiones en el autobús, pero no teníamos uno específico por agresiones de tipo sexual”. El objetivo del nuevo protocolo es “mejorar la seguridad de las personas usuarias, garantizar que en los autobuses municipales todas las personas sean tratadas con igualdad, respeto y dignidad”. El edil ha remarcado que “la EMT tiene la responsabilidad de garantizar con todos los medios que no se produzca ningún tipo de violencia sexual en la utilización de los servicios públicos de transporte colectivo urbano que realizamos. Está prohibido en la EMT todo tipo de acción o conducta de esta naturaleza”. Sin embargo, “en caso de producirse, este protocolo proporcionará pautas concretas para que el personal de la EMT actúe, preste ayuda a la persona que la sufra y la asista para facilitarle el trámite de denuncia de los hechos delictivos”.

Las víctimas podrán recurrir al personal de conducción, pero disponen, además, de un teléfono específico (628.051.047), que estará visible en el interior de todos los vehículos, para que puedan contactar de manera rápida por WhatsApp o Telegram y ser atendidas por el servicio de atención a la ciudadanía de la EMT. Los testigos de casos de violencia sexual también pueden emplear este número. Cuando este servicio tenga conocimiento de una agresión, ya sea a través del teléfono o a

través del personal de conducción, se preguntará a la víctima si quiere denunciar. En caso de que no lo desee, se le recomendará acercarse al área de conducción para que se sienta más segura. Ahora bien, si tiene intención de interponer una denuncia, se contactará con el Centro de Regulación de Tráfico, que es el órgano de la empresa de transportes que se encarga de cualquier incidencia a bordo de los autobuses, para que dé aviso a la Policía Local o Nacional, según el caso, para que intervenga.

“No es fácil reaccionar ante situaciones de este tipo. Por eso damos la posibilidad de que se haga por teléfono para evitar la exposición de la víctima y así también reducir la sensación de miedo ante una posible reacción de la persona agresora”, ha detallado Grezzi. Además, la colocación de carteles en el interior de los autobuses sobre el nuevo servicio puede actuar como factor disuasorio. El horario de atención del teléfono 628.051.047 es de lunes a viernes, de 8 a 21 horas, y sábados, de 9 a 14 horas. El protocolo también contempla casos de violencia sexual que afectan a grupos con mayor vulnerabilidad, como menores o personas con discapacidades.

Para la elaboración del documento, la EMT ha contado con la colaboración de la Concejalía de Igualdad y Políticas de Género y LGTBI y el Grupo de Atención a los Malos Tratos de la Policía Local de València (GAMA). La regidora de Igualdad, Políticas de Género y LGTBI, Lucía Beamud, ha manifestado que “este proyecto se enmarca en las políticas de igualdad del Ayuntamiento de València, que son transversales. De poco sirve tener una Concejalía de Igualdad si las políticas de igualdad no impregnan cada rincón, cada iniciativa del Ayuntamiento, tanto de sus áreas, concejalías, organismos autónomos y también desde la EMT”. Para Lucía Beamud, “la igualdad se tiene que tratar de manera transversal. La perspectiva de género tiene que estar patente en cada acción y cada iniciativa, porque solo desde esta posición podemos ir trabajando hacia una ciudad que sea cada vez más igualitaria”.

Por su parte, la directora gerente de la EMT, Marta Serrano, ha informado de que la semana que viene empezará una campaña informativa a pie de calle para dar a conocer este protocolo y también el servicio de las paradas violetas, que permite a las personas usuarias solicitar una parada a demanda en las líneas nocturnas, de forma que el autobús la deje en un punto más próximo a su destino. Los canales de comunicación habituales de la empresa de transportes ―redes sociales, marquesinas y EMTV― difundirán asimismo estas acciones. Además, la plantilla de la EMT recibirá formación sobre el protocolo y en materia de igualdad y no discriminación para que sepan cómo actuar ante situaciones de violencia sexual. También se ha constituido una comisión de seguimiento para velar por el cumplimiento del protocolo y analizar el registro estadístico de estos casos.

DEJAR RESPUESTA