VALÈNCIA PRUEBA POR PRIMERA VEZ UN AUTOBÚS URBANO DE HIDRÓGENO VERDE

0
303
L'alcalde de València, Joan Ribó, acompanyat del regidor de Mobilitat Sostenible, Giuseppe Grezzi, visita l'autobús d'hidrogen que està provant l'Empresa Municipal de Transports de València (EMT).

València, miércoles 15 de febrero de 2023

El alcalde, Joan Ribó, ha explicado se trata de una “energía limpia, que facilitará alcanzar los objetivos de descarbonización de la ciudad”

La Empresa Municipal de Transportes (EMT) de València ha puesto en marcha este lunes una prueba de uso de un autobús urbano de hidrógeno verde para estudiar su posible implantación en la red urbana. El vehículo circulará esta semana por las calles de la ciudad para estudiar su operatividad en la red de la EMT, tal como ha explicado el alcalde de València, Joan Ribó, quien ha señalado que “el hidrógeno verde es una energía limpia que permitiría continuar apoyando a los objetivos de descarbonización de la ciudad en 2030”. “Por eso –ha subrayado- queremos ver cómo funciona en las líneas de la EMT, para estudiar su viabilidad y eficiencia en nuestra red”.

El alcalde de València, Joan Ribó, acompañado del concejal de Movilidad Sostenible, Giuseppe Grezzi, y la directora gerente de la EMT, Marta Serrano, han visitado este autobús H2 City Gold, un vehículo de 12 metros cedido por el fabricante portugués Caetano para la realización de pruebas de circulación y repostaje. Ta como ha destacado Ribó, “en los últimos años, hemos renovado profundamente la flota de autobuses municipales hasta conseguir que más del 50% de los vehículos sean híbridos o eléctricos, lo que nos ha permitido ser más sostenibles y reducir la huella de carbono en un 22%”. “Pero queremos continuar dando pasos en esta dirección, y por eso vamos a analizar ahora y a valorar otras soluciones innovadoras que permiten apostar por energías verdes y cero emisiones para nuestro transporte público”, ha argumentado Ribó.

“El hidrógeno verde es una energía limpia que permitiría continuar apoyando a los objetivos de descarbonización de la ciudad en 2030”, ha destacado el alcalde, quien ha explicado que el objetivo es comprobar cómo funciona en las líneas de la EMT, para estudiar su viabilidad y eficiencia en nuestra red”. Ribó ha defendido la “necesidad de continuar invirtiendo en autobuses de energías limpias que sustituyan a los de combustibles fósiles para que València sea una ciudad cada vez más sostenible y saludable”. De hecho, tal como ha explicado el alcalde, este autobús utiliza como sistema de propulsión combustible el hidrógeno, lo que supone que el vehículo solo emite vapor de agua a la atmósfera. “Se trata de un modelo de movilidad sostenible que no produce ningún tipo de contaminación ambiental ni acústica”, ha subrayado, y ha destacado la importancia de este tipo de iniciativas, especialmente en el marco de la Capitalidad Verde Europea que ejercerá València el año próximo, 2024.

Por su parte, el concejal de Movilidad Sostenible, Giuseppe Grezzi, ha destacado que esta colaboración con la firma Caetano permitirá realizar la primera prueba con un autobús de hidrógeno en la ciudad, un test que será “muy interesante porque nos permitirá analizar diferentes parámetros, como la autonomía o el consumo del autobús, y poder valorar si cumple con las necesidades de nuestra red”. Precisamente, la EMT analiza de manera continua las diferentes tecnologías y modelos de movilidad que permiten impulsar un transporte urbano colectivo más sostenible y eficiente.

L’alcalde de València, Joan Ribó, acompanyat del regidor de Mobilitat Sostenible, Giuseppe Grezzi, visita l’autobús d’hidrogen que està provant l’Empresa Municipal de Transports de València (EMT).

Para la realización de las pruebas, la EMT ha instalado una ‘hidrogenera’ portátil en sus instalaciones de Depósito Sur, para poder experimentar las tareas de abastecimiento de carburante en este tipo de autobuses. El vehículo en pruebas discurrirá por todas las líneas urbanas durante una semana, con el fin de realizar un chequeo lo más completo posible. Se trata de autobús que dispone en su parte alta, en el techo, las células de combustible, las baterías y los depósitos de hidrógeno, y que no emite ningún elemento contaminante; únicamente vapor de agua, como efecto del consumo del hidrógeno almacenado.

La huella de carbono de la empresa, un 22% menor desde 2015

Actualmente, la flota de autobuses de la EMT está compuesta por 487 autobuses: 254 híbridos, 30 GNC y 201 diésel. También cuenta con dos autobuses eléctricos, a los cuales en las próximas semanas se sumarán otros 20 eléctricos cero emisiones financiados con los fondos europeos Next Generation, que permitirán ampliar los vehículos cero emisiones y reducir la edad mediana de sus autobuses. Grezzi ha destacado “el gran esfuerzo realizado desde el Ayuntamiento para mejorar la empresa, que ha permitido rebajar la edad media de los vehículos, que ha pasado de los más de 13 años de 2015 a los ocho años actuales”. Además, la huella de carbono se ha reducido en un 22% en este mismo periodo.

Tanto Ribó como Grezzi han reiterado su defensa de la necesidad de una ley de movilidad y una ley de financiación del sector público que dé recursos a las ciudades para llevar a cabo sus compromisos de reducción de las emisiones y de sostenibilidad.

 

 

 

DEJAR RESPUESTA